Plaza de Toros

Su construcción data de 1885, a partir de una apuesta (construir la plaza antes de un año) entre un vecino de la localidad llamado Tinoco y el Alcalde del Castaño del Robledo, pueblo vecino y con el que existía cierta rivalidad. Destacan sus muros de mampostería, que sujetaron los arcos de medio punto que formaban la presidencia en la grada ya destruida.

  

Últimas Noticias